Social Icons

miércoles, 27 de octubre de 2010

El Déjà vu

Este es el articulo que mande para la revista electrónica Razonando número 6. Aquí lo dejo también:

Dentro del número de personas que afirman que ven el futuro, existen aquellas que dicen que alguna vez soñaron algo que después les sucedió, o aquellas que afirman que conocían un lugar antes de visitarlo y pueden encontrar la forma de llegar y orientarse en la ciudad. Asimismo, las hay que dicen poder encontrar sin problemas una determinada dirección, como si ya "conocieran" dicho sitio. La mayoría de ellas prefiere explicar estos fenómenos de forma esotérica o con "respuestas" que les dan falso sentido de tener/contar con ciertos dones especiales (como ver el futuro, o sentir cuando algo malo va a suceder) o, de permanencia (inmortalidad del alma, reencarnación), al "saber" que ya conocían una ciudad o lugar antes de visitarlo.
Este fenómeno se asocia con la precognición, la clarividencia o las percepciones extrasensoriales, y se lo cita frecuentemente como evidencia de aptitudes "psíquicas" en la población en general. Explicaciones no científicas atribuyen la experiencia a la profecía, las visiones (como las recibidas en sueños) o recuerdos de una vida anterior (la información en cursivas proviene de la Wikipedia).
Este fenómeno conocido como paramnesia, mas comúnmente Déjà vu (en francés “ya visto”), es el sentimiento de haber sido testigo o haber experimentado algo antes de que sucediera, es como sentir una situación nueva. Este término fue acuñado por el investigador psíquico francés Émile Boirac (1851-1917) en su libro El futuro de las ciencias psíquicas.
La experiencia del Déjà vu suele ir acompañada por una convincente sensación de familiaridad y también por una sensación de "rareza" muy intensa. La experiencia "previa" es con frecuencia atribuida a un sueño, aunque en algunos casos se da una firme sensación de que la experiencia "sucedió realmente" en el pasado, o que "sabíamos" que ocurriría.
Sostienen algunos que el déjà vu es la memoria de los sueños. En este caso, el Déjà vu pudiera ser una memoria de sueños olvidados con elementos comunes a la experiencia que se vive en el estado de vigilia.
La experiencia de Déjà vu parece ser muy común. En estudios formales, el 96% de la población afirma haberla experimentado al menos una vez. Además ha sido comentado en numerosos libros (como parte de la trama) y se han hecho películas que lo tratan, un ejemplo sería The Matrix, explicado en la cinta como un "error" de codificación cuando el programa de la matrix modifica algo, generalmente cuando los agentes hacen acto de presencia.
Hay tres tipos de Déjà vu:
Déjà vécu.- Normalmente traducido como ‘ya vivido’ o ‘ya experimentado’. Cuando la mayoría de la gente habla de déjà vu lo que realmente experimentan es un déjà vécu. Hasta el 70 % de la población ha tenido estas experiencias. Alude a una experiencia que incluye más que la simple visto, por lo que etiquetarla como Déjà vu suele ser inexacto. La sensación incluye una gran cantidad de detalles, percibiéndose que todo es exactamente como fue antes.
Déjà sentí.- Este fenómeno alude a algo ‘ya sentido’. A diferencia de la precognición implícita al Déjà vécu, el Déjà senti es primordial o incluso exclusivamente un suceso mental, carece de aspectos precognitivos y rara vez permanece en la memoria de la persona que lo experimenta.
Déjà visité: El Déjà visité, que se traduce como ‘ya visitado’, es una experiencia menos frecuente que implica el extraño conocimiento de un lugar nuevo. Aquí uno puede saber encontrar el camino por una ciudad o lugar nuevo sabiendo al mismo tiempo que no puede ser posible.
Se han invocado a los sueños, la reencarnación e incluso el viaje extracorporal como explicaciones a este fenómeno. Además, algunos sugieren que leer una descripción detallada de un lugar puede desembocar en este sentimiento cuando más tarde se visita.
Para poder distinguir el Déjà visité del Déjà vécu es importante identificar la fuente de la sensación. El Déjà vécu está relacionado con las ocurrencias y procesos temporales, mientras el Déjà visité tiene más que ver con la geografía y las relaciones espaciales.
Otros fenómenos relacionados son:
Jamais vu (‘nunca visto’).- Es no recordar explícitamente haber visto algo antes. La persona sabe que ha ocurrido antes, pero la experiencia le resulta extraña.
Presque vu (‘casi visto’).- Es casi recordar algo, pero sin llegar a hacerlo. Éste es el sentimiento de tenerlo "en la punta de la lengua". Es mencionado habitualmente por personas que sufren de epilepsia u otras enfermedades relacionadas con ataques cerebrales.
L'esprit de l'escalier.- Es una expresión francesa que describe la sensación que tenemos cuando nos viene a la cabeza, demasiado tarde, la acción que deberíamos haber tomado.

Y ahora, la explicación. En los últimos años el Déjà vu ha sido sometido a seria investigación psicológica y neurofisiológica. Su explicación más plausible es que el Déjà vu no es un acto de "precognición" o "profecía", sino más bien una anomalía de la memoria: la impresión de que una experiencia está "siendo recordada". Esta explicación se ve corroborada por el hecho de que en la mayoría de los casos la sensación de «recuerdo» en el momento es fuerte, pero las circunstancias de la experiencia "previa" (cuándo, dónde y cómo esta ocurrió) resultan bastante inciertas. Es posible que sea el resultado de un solapamiento entre los sistemas neurológicos responsables de la memoria a corto plazo (sucesos que se perciben como pertenecientes al presente) y los responsables de la memoria a largo plazo (sucesos que se perciben como pertenecientes al pasado). Muchos teóricos creen que la anomalía de la memoria sucede cuando la mente consciente tiene un ligero retraso en la recepción de las entradas perceptivas. En otras palabras, la mente inconsciente percibe el entorno antes que la mente consciente. Esto provoca que la propia conciencia perciba algo que ya está en la memoria, incluso a pesar de que lo esté sólo un instante de diferencia con la percepción. Así como la mayoría de la gente sufre un episodio epiléptico leve (es decir, no patológico), regularmente -por ejemplo, la repentina "sacudida" que ocurre con frecuencia justo antes de caer dormido o sacudida hipnagógica-, se ha conjeturado que una (leve) aberración neurológica similar ocurre en la experiencia de Déjà vu, dando como resultado una sensación de memoria errónea.
Se ha informado que ciertas drogas incrementan las posibilidades de experimentar un Déjà vu. Algunos fármacos, cuando se combinan, también provocan Déjà vu. Taiminen y Jääskeläinen (2001) informaron del caso de un hombre por lo demás sano que empezó a experimentar intensas sensaciones de Déjà vu recurrentes cuando tomaba amantadina y fenilpropanolamina para aliviar los síntomas de la gripe.
Finalmente, aquí les dejo una noticia en internet por si quieren saber mas, así como la información en Wikipedia:
http://www.tendencias21.net/Medicos-britanicos-recrean-vivencias-de-deja-vu-en-laboratorio_a864.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Déjà_vu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada