Social Icons

sábado, 30 de enero de 2010

Recuerdos...

Esto me recordó algo que me paso siendo niño, apenas iba a cumplir los doce años y salí con un amigo a su casa a hacer un trabajo escolar (de la primaria), de las primeras veces que me dejaban ir solo a algún lugar lejos de mi casita. Cuando llame a mi mama para que fuera por mi, me dijo que me regresara solo (jamás me lo volvió a pedir) y como no estaba la mama del chico donde fui, me acompaño al camión y me subió -según él- en el correcto... diciéndome como hacer y donde bajarme, el caso es que él solamente se guió por el color del letrero del camión y no lo que decía... el caso es que nunca dio vuelta donde me dijo y como no conocía, me quede ahí hasta que empecé a ver un bosque, me baje y empecé a caminar hacia donde iba el camión, luego de 20 minutos llegue al final y me percate que era el Bosque de Aragón y yo estaba donde comienza la avenida Central (conocía ya que teníamos un terreno y casita en construcción casi llegando a Plaza Aragón, así que conocía la ruta para llegar).
El problema es que no llevaba mas dinero, ni siquiera para una llamada telefónica, así que me puse a caminar de regreso con mi portafolios, mi mochila de materiales y la maqueta que me había llevado para terminarla en casa, con rumbo de los letreros que decían como llegar a la Basílica, de ahí me iría caminando hasta la glorieta de Guadalupe y finalmente de ahí si sabía llegar a mi casa (otra caminata como de 30 minutos).
Me encontré gente muy amable que me preguntaba que paso (hubo quien me acompaño un rato cargando mis cosas pues no llevaba dinero para darme para transporte, y que pensé que quería robarme mis cosas; hubo quien me invito a comer unas tortas y refresco con él; hubo la señora que me dio una gelatina (y Yo seguía camine y camine); finalmente otra señora que iba por mis rumbos me dijo que me fuera con ella en el camión (ella pago) y cuando bajo me encargo con el chofer que finalmente me dijo donde bajarme.
Donde me baje estaba el metro aéreo, línea 4, la cual pasa a una cuadra de mi casa, el problema es que como no salía de mi house, no conocía, y si tomaba para el rumbo equivocado tendría que regresar y perder mas tiempo (todo ello me sucedió en la noche, salí a las 7 de casa de mi amigo y ya eran casi las 10 y media).
Afortunadamente la señora también me había dado dinero para los teléfonos públicos y hacer una llamada... para acabarla, el $&$%·&$ teléfono se trago la moneda... desesperado tire una patada a la arena bajo el phone y salió otro peso para poder llamar, lo hice y como a los 15 minutos llego mi mama, junto con la mama de mi compañero y Guillermo (mi amigo) en un taxi y me llevaron a casita.
Unos apuntes:
. Nunca le hable a la gente, fue ella la que se me acerco y me preguntaron y ayudaron cuando les conté (supongo que lo hicieron al verme caminar y cargado de cosas y ver un niño solo a esas horas), siempre me había sabido mi dirección, señas generales del rumbo y mi teléfono, como me sirvieron en esa ocasión.
. La maqueta nunca se destruyo, la pude mantener a salvo durante toda mi aventura.
. Mi mama tuvo mas cuidado en regresarnos o que nos regresaran cuando íbamos a donde no conocíamos.
. Mi papá no se entero hasta mucho después, cuando platicando recuerdos, uno de mis hermanos comento si recordaba cuando me perdí, mi papá se enojo, no tanto por lo que paso sino por que no le contaron (mi mama nos pidió a todos que no le dijéramos, pues sabia que había hecho mal).
. Realmente no se cuanto ni durante cuanto tiempo camine, pero creo que por lo mismo, me gusta mucho caminar, conocí mucho, me fije en todo, y empecé en realidad a prender sobre el mundo y las personas que lo habitan.
. Siempre me he preguntado si hubiera llegado -y a que horas- de haber seguido "mi grandioso plan" de caminar a la Basílica y luego a mi casa.
. Hice un nuevo amigo (el que me invito las tortas y el refresco), mucho mas grande que Yo, pero lo conserve durante unos años...
. Desde entonces he vuelto a perderme al caminar por un rumbo que no conozco, pero nunca fue lo mismo, ya que ahora siempre cargo dinero extra para emergencias, así como que llegando a una gran avenida o algún metro, prácticamente ya llegue a casa.

Sin importar el susto del momento, reflexionando, que gran aventura...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada