Social Icons

domingo, 26 de mayo de 2013

Desde la colina de las amapolas. Studio Ghibli

Kokuriko-zaka kara. 2011. Director Goro Miyazaki, quien también dirigió Cuentos de Terramar. Es hijo de Hayao Miyazaki y la cara y cabeza principal de Studo Ghibli, a quien todos conocemos por la oscareada El viaje de Chihiro, El castillo ambulante, o La princesa Mononoke.
La historia esta basada en el manga de Tetsuro Sayama y Chizuru Takahashi.
La hermosa y tranquila música es de Satoshi Takebe.

La película es una historia de amor y lucha, transcurre en 1963, un año antes de las olimpiadas de Tokyo en 1964 y a diferencia de la mayoría que nos ofrece el estudio, no es una historia de fantasía y magia. Umi Matsuzaki es quien se levanta más temprano en una pensión que dirige en ausencia de su madre quien se encuentra en América estudiando y cuida al mismo tiempo a dos hermanos pequeños. Lo primero que siempre hace es izar unas banderas que izaba hasta la llegada de su padre que era marino y falleció en la guerra de Corea, pero sigue con la costumbre, luego realiza el desayuno de todas las personas en la pensión y va a la escuela, suele ser también la última en dormirse.
Una persona escribe un poema sobre ella en el periódico escolar:
¿Por que alzas, bella dama,
las banderas en el alba?
¿Acaso tus sentimientos
en su ondear descanzan?
Hoy de nuevo, rojo, blanco
y azul en la mañana.

Los miembros de la casa de los clubes luchan porque no sea derribada y construida una nueva casa, para ello salta del techo uno de los integrantes del club de literatura, quienes realizan el periódico escolar, Shun Casama, y quien junto a su amigo Shiro Mizunuma luchan por evitar la destrucción de su casa.

Umi de inmediato se fija en él y acompañando a su hermana a la casa de los clubes para que obtenga su autógrafo, empiezan a conocerse Shun y Umi y a enamorarse ya que se atrajeron a primera vista, Umi igual se entera que Shun siempre responde las señales de sus banderas desde el remolcador de su padre, solo que ella no se ha dado cuenta pues no lo ve desde el jardín donde iza las banderas y que fue quien escribió el poema.

Visitando la pensión por una fiesta para despedir a una inquilina, Umi le enseña la casa y una foto de su padre, fotografía que también tiene Shun, desde ese momento su actitud con ella cambia ya que guarda un secreto que los afecta directamente.

Mientras tanto por idea de Umi los estudiantes se ponen a limpiar y reparar la casa de los clubes.
¿Serán capaces de superar el secreto que comparten sin saberlo? ¿Lograran salvar la casa de los clubes?

Magnifico final, la historia es muy fluida y la música perfecta para la historia, baladas muy suaves, véanla, no se arrepentirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario